Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://repositorio.upse.edu.ec/handle/46000/920
Título : Implementación de un vivero forestal y ornamental en el campus de la Facultad de Ciencias Agrarias, Universidad Estatal Península de Santa Elena
Autor : Orrala Borbor, Néstor Alberto
Sánchez Santana, Lucía Fernanda
Wong Parrales, Diana Carolina
Palabras clave : DIOXIDO DE CARBONO;TEMPERATURA
Fecha de publicación : 2010
Editorial : La Libertad: Universidad Estatal Península de Santa Elena, 2010.
Citación : Sánchez Santana, Lucía Fernanda. Wong Parrales, Diana Carolina (2010). Implementación de un vivero forestal y ornamental en el campus de la Facultad de Ciencias Agrarias, Universidad Estatal Península de Santa Elena. La Libertad. UPSE. Matriz: Facultad de Ciencias Agrarias. 104p.
Resumen : El clima a través del tiempo siempre ha variado; en el último siglo, se ha acelerado de manera anómala, provocando un calentamiento global, fenómeno que pone en riesgo el futuro de la humanidad. Según MARTÍNEZ ROJAS AE. (2008), el dióxido de carbono debe ser reducido al nivel en el cual se desarrolló la civilización humana hasta la era industrial, 350 partes por millón (ppm). Actualmente la concentración de gas invernadero en la atmósfera es 385 ppm y cada año aumenta rápidamente; el mundo quema cada vez mayores cantidades de combustibles fósiles devastando bosques y praderas, que de otro modo podrían absorber dióxido de carbono y favorecer el equilibrio de la temperatura. De acuerdo al CENTRO DE LEVANTAMIENTOS INTEGRADOS DE RECURSOS NATURALES POR SENSORES REMOTOS CLIRSEN EC. (2005, en línea), en el Ecuador en promedio se deforestan 198 000 hectáreas de bosques húmedos, secos y manglares cada año. Como consecuencia de esto la disminución de la biodiversidad es muy notoria en todas las regiones del país, dando lugar a fuertes desequilibrios biológicos capaces de afectar la salud de los ecosistemas naturales y productivos, así como la salud humana. Toda pérdida de suelo, agua, flora y fauna empeora la calidad de vida de la mayoría de la genteEl clima a través del tiempo siempre ha variado; en el último siglo, se ha acelerado de manera anómala, provocando un calentamiento global, fenómeno que pone en riesgo el futuro de la humanidad. Según MARTÍNEZ ROJAS AE. (2008), el dióxido de carbono debe ser reducido al nivel en el cual se desarrolló la civilización humana hasta la era industrial, 350 partes por millón (ppm). Actualmente la concentración de gas invernadero en la atmósfera es 385 ppm y cada año aumenta rápidamente; el mundo quema cada vez mayores cantidades de combustibles fósiles devastando bosques y praderas, que de otro modo podrían absorber dióxido de carbono y favorecer el equilibrio de la temperatura. De acuerdo al CENTRO DE LEVANTAMIENTOS INTEGRADOS DE RECURSOS NATURALES POR SENSORES REMOTOS CLIRSEN EC. (2005, en línea), en el Ecuador en promedio se deforestan 198 000 hectáreas de bosques húmedos, secos y manglares cada año. Como consecuencia de esto la disminución de la biodiversidad es muy notoria en todas las regiones del país, dando lugar a fuertes desequilibrios biológicos capaces de afectar la salud de los ecosistemas naturales y productivos, así como la salud humana. Toda pérdida de suelo, agua, flora y fauna empeora la calidad de vida de la mayoría de la gente
Descripción : Propagar plantas en vivero, permite prevenir y controlar los efectos de plagas y enfermedades que dañan a las plántulas en su etapa de mayor vulnerabilidad, debido a que se les proporcionan los cuidados necesarios y las condiciones favorables para lograr un buen desarrollo; las plantas tienen mayores probabilidades de sobre vivencia y adaptación cuando se las transplanta a su lugar definitivo
URI : http://repositorio.upse.edu.ec/handle/46000/920
Aparece en las colecciones: Tesis de Ingeniería Agropecuaria

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
SÁNCHEZ SANTANA LUCÍA Y WONG PARRALES DIANA.pdf3,08 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Los ítems de DSpace están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.